Skip to content
A todos nos gustaría que nuestro mejor amigo siempre cuente con un óptimo estado de salud, sin embargo diversas causas pueden provocar que los riñones no trabajen de manera correcta. Para ayudar a aquellos que padecen estos problemas, te compartimos la siguiente información:

Dietas de prescripción:

La terapia alimentaria es una parte fundamental en el tratamiento de la enfermedad renal. En algún momento, la idea principal era disminuir el contenido proteico en la dieta pero además de esto se ha demostrado que existen otras modificaciones importantes tales como:

Menor cantidad de fosforo:
el cual ayuda a evitar la retención de este mineral, el hiperparatiroidismo renal secundario así como la progresión de la enfermedad.

Suplementación con ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y antioxidantes:
Tiene efecto nefroprotector al reducir las concentraciones de prostaglandinas las cuales son inflamatorias, reducen la presión arterial, mejoran la hemodinamia renal y actúan como antioxidantes.

Menor cantidad de sodio:
Ayuda a reducir la hipertensión
Los alimentos como Renal Support Royal Canin, k/d Hill´s Science diet NF Kidney de Proplan tiene como objetivo regular el trabajo de los riñones y así evitar que se acumulen sustancias toxicas para el cuerpo. También están diseñados de tal manera que sean palatables y satisfagan a nuestras mascotas, los hay en diversas presentaciones tanto croquetas como latas.

Presta atención a las siguientes recomendaciones:

Consumo de agua:
Vigila que consuman suficiente agua; estimula colocando diferentes bebederos y brinda constantemente agua fresca y limpia. La correcta hidratación, permite que la sangre llegue a los riñones permitiendo que trabajen de manera adecuada.

Porciones adecuadas:
Es importante fijar metas nutricionales específicas para el buen mantenimiento del estado y peso corporal. Así como tener en cuenta estilo de vida y actividad física. Recuerda que la desnutrición es una causa importante de morbilidad y mortalidad en esta enfermedad.

Signos de alerta:
No ignores cuando tu amigo tenga falta de apetito, depresión vómito, diarrea, orina frecuentemente o de forma abundante. En ocasiones observamos que orina muy poco; todos estos son factores promueven la deshidratación, desnutrición y el deterioro del riñón.
El daño renal puede presentarse a cualquier edad, no importa la raza o el sexo por lo que es importante llevar a nuestras mascotas con el médico veterinario y verificar su función renal para así garantizar un óptimo estado de salud.

Artículo escrito por:

MVZ Jorge Muciño
MVZ Esp Johanna Sanchez